Cómo ganar dinero siendo adolescente Parte 1.=)





<< REGRESAR

El mercado laboral puede ser difícil para un adolescente; sin embargo, con un poco de resistencia e ingenio, podrás encontrar varias maneras de ganar dinero. Además de contemplar tus opciones con los empleadores que brinden trabajo a adolescentes, también debes reflexionar sobre las oportunidades para convertirte en algún tipo de trabajador independiente, o un emprendedor emergente que vende mercancía u ofrece servicios por su cuenta. Sin importar si deseas un trabajo básico de salvavidas para el verano o iniciar tu propio negocio de jardinería, deberás investigar sobre tus opciones con anticipación a fin de garantizar que encuentres la más adecuada para ti.

 

I. Haz trabajos pequeños

 

  1. Cuida a los hijos de tus amigos y familiares. Una de las mejores maneras en la que los adolescentes pueden ganar dinero y ayudar a la comunidad es cuidando niños. Si eres responsable y te gustan los niños, ¡puedes intentarlo! Pregúntales a los amigos de tu familia que tengan hijos si necesitan ayuda para cuidarlos, y empieza a desarrollar una base de clientes.

 

Puedes empezar recibiendo una certificación en RCP (reanimación cardiopulmonar) y asistiendo a algunas clases básicas de primeros auxilios para lograr que tus nuevos empleadores se sientan más seguros dejándote a sus hijos. Los centros comunitarios, los hospitales y las oficinas locales de la Cruz Roja suelen brindar estos cursos de forma gratuita o con precios de descuento.

 

Si no tienes experiencia previa en el cuidado de niños y tus nuevos clientes se sienten nerviosos por esta carencia, pregúntales si puedes recibir un periodo de prueba. Las primeras veces que cuides a los niños, puedes hacerlo cuando uno de los padres esté en casa, para que pueda supervisarte.

 

  1. Haz trabajos de jardín. Muchas personas están demasiado ocupadas como para darle un mantenimiento básico a su jardín, pero no desean que su casa luzca desarreglada o descuidada. Estas personas suelen estar dispuestas a pagarle a alguien para que pode el césped, barra las hojas o corte los setos, en particular si pueden contratar a un adolescente del vecindario o un amigo de la familia. Primero pregúntales a tus amigos y familiares si necesitan ayuda, y si no consigues suficiente trabajo, coloca algunos anuncios en el vecindario para ofrecer tus servicios.

 

Puedes unirte a tus amigos o familiares para realizar muchas tareas de jardinería y mantenimiento. Tendrás que dividir las ganancias, pero también terminarás con más rapidez.

 

  1. Haz tareas de limpieza del hogar. Eres parte de la familia, por lo que ya estarás cooperando para mantener la casa en buen estado; no obstante, puedes pedirles a tus padres que te asignen más responsabilidades que realizarás por un costo razonable. Al fin y al cabo, es probable que tus padres ya tengan muchas tareas diarias y preocupaciones, por lo que apreciarán la ayuda. Puedes negociar tu pago pidiendo la mitad de lo que cobraría un limpiador profesional.

 

Algunos expertos sugieren que los padres y los adolescentes también pueden beneficiarse al negociar el pago teniendo en cuenta el rendimiento. Por ejemplo, podrían acordar que el pago sea $30 si se hace un trabajo apropiado limpiando el garaje y las canaletas. No obstante, si superas las expectativas y haces un trabajo maravilloso, podrían acordar que recibas un aumento a $40 o $50. Este plan incentivará tu trabajo y al mismo tiempo te enseñará una mejor ética laboral.

 

  1. Haz los recados de una persona de edad avanzada. Muchos ciudadanos de edad avanzada tienen problemas de movilidad o destreza, por lo que tienen dificultades para realizar algunas tareas diarias básicas. Si conoces a alguna persona de edad avanzada en tu área, pregúntale si puedes ayudarla haciendo sus compras, moviendo muebles, arreglando los problemas con su computadora o regando las plantas. Tan solo cerciórate de que el acuerdo sea claro para ambas partes, ya que lo último que deseas es trabajar creyendo que te pagarán y que la otra persona piense que le haces un favor por amabilidad.

 

  1. Pasea a los perros en tu vecindario. La mayoría de las personas disfrutan pasear a sus perros, pero suelen estar demasiado ocupadas como para hacerlo durante el día. No obstante, ellas consideran importante el bienestar de sus perros, por lo que están dispuestas a pagarle algo de dinero a alguien para que los pasee y los ejercite. Por ello, si te gustan los perros y tienes mucha energía, ¡saca provecho de tus intereses y tu entusiasmo para ganar dinero!

 

Pasear a los perros como trabajo de medio tiempo es mucho más fácil en la actualidad gracias a la aparición de las aplicaciones móviles para buscar trabajo. Puedes inscribirte en diversas aplicaciones móviles como Wag! o Rover, que comuniquen a los paseadores de perros disponibles con los clientes que necesiten su servicio

 

  1. Dale tutorías a tus compañeros de clase. Si eres un estudiante muy aplicado, averigua cuáles son las reglas de tu escuela en torno a las tutorías pagadas. Quizás no puedas trabajar o promocionar tus servicios en el campus, pero esto no quiere decir que no puedas trabajar de forma particular con otro estudiante en una biblioteca pública o en la casa de uno de ustedes.

 

También puedes inscribirte en un servicio en línea como WizIQ o Tutor Hub (o uno similar de tu región), el cual te conecte con otros estudiantes que necesiten tutores. Muchas de estas páginas requieren un diploma de secundaria, pero otros son más flexibles con sus requisitos.

 

¡No renuncies a esta idea tan solo porque no eres un genio! Si eres muy bueno en un deporte, instrumento musical o pasatiempo como la carpintería, podrás recibir un pago por dar clases particulares.

<< REGRESAR


COMENTARIOS









UCO Prepa © 2014 Desarrollado por +Simple / Aviso de privacidad