Cómo aplacar tus nervios para un examen=)





<< REGRESAR

La instancia de examen es una de las situaciones más estresantes por las que deben pasar los estudiantes. La presión por conseguir una buena nota, y el miedo por no haber estudiado lo suficiente, suelen jugar en contra al momento de responder los ejercicios que se plantean en las pruebas. Para que mantengas la calma y puedas dar lo mejor de ti mismo, te traemos unos consejos muy útiles.

Las fechas de exámenes suelen ser muy angustiantes para los estudiantes, quienes deben dedicar muchas horas a repasar todos los conocimientos aprendidos para de intentar conseguir la mejor nota. De acuerdo al portal de Diez Minutos, existen tres fases por la que los estudiantes deben pasar previo a los exámenes.

La primera etapa es se caracteriza por un estado de alarma. El estudiante sabe que debe empezar a estudiar, pero piensa que todavía hay tiempo para hacerlo. La segunda fase es la de resistencia, y sucede unas semanas antes de la prueba. El estudiante se autoconvence que puede lograr aprender en pocos días todo lo que aún no aprendió. La última etapa es la de agotamiento, los días previos al examen se viven de una manera angustiosa y el estudiante sufre de una especie de bloqueo mental, que no le permite pensar bien.

Luego de transcurrir todas estas etapas, llega el momento del examen, momento en el que se ponen todas las cartas en juego. Si estás por rendir un examen y tienes miedo que los nervios te jueguen una mala pasada, a continuación, te dejamos una serie de consejos y estrategias que te ayudarán a pasar este difícil momento.

Practica alguna técnica de relajación

Puedes practicar técnicas de relajación para sentirte en óptimas condiciones. Para que sea efectivo, lo mejor es que te tomes unos minutos al día, durante varios días, para realizar breves ejercicios de respiración y relajación. Unos minutos antes de la prueba, deberás repetir estos ejercicios para sentirte bien y hacer el examen más relajado.

Ejercítate para liberar tensiones

Los especialistas recomiendan realizar ejercicio físico algunos días antes de dar un examen. Este te permitirá sacar todo el estrés y liberarte de tensiones. Al momento de rendir el examen, sentirás menos presión y no estarás tan tenso.

Duerme bien

El día del examen, no puedes permitirte tener sueño. Si estás muy cansado, tu mente no tendrá la capacidad de reacción necesaria y eso aumentará tus nervios. Procura dormir bien los días anteriores para mantener tu mente despejada y despierta a todos los estímulos.

Cuidado con el café

Es bien conocida la estrecha relación entre los estudiantes universitarios y el café, sin embargo, en grandes dosis puede hacerte más daño de lo que crees. Este producto es un buen estimulante y te permite estar atento a todo, pero cuando su efecto se acaba provoca un efecto rebote, que te harán sentir más cansado de lo normal. Lo mejor es no abusar del café y tomar otro tipo de infusiones que den mejores resultados.

No te impongas la tranquilidad

No intentes hacer fuerza por mantener la calma, intenta tomar esta instancia como algo natural. Un poco de adrenalina no viene mal para mantener despierto y atento, pero sé consciente que este momento no definirá tu vida: solo es un examen, y probablemente te enfrentarás a muchos más en tu vida académica.


Fuente: Universia México

<< REGRESAR


COMENTARIOS









UCO Prepa © 2014 Desarrollado por +Simple / Aviso de privacidad